¿Una novela de bolsillo te puede llevar a Italia? Te cuento…

La lectura nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida.

Opino que todos tenemos afición a la lectura, solo falta encontrar ese libro, esa revista, ese folleto que nos hace descubrir que podemos viajar hacia otros horizontes.

Y tanto creo en esa magia que no subestimo ningún tipo de lectura, ninguno. De igual manera me emociona ver a un joven leer una manga japonesa, como verlo leer un libro de Alejandro Dumas.

¿Quiénes somos nosotros para juzgar?

Prefiero que un joven esté en el sofá de su casa, viajando entre los 7 reinos de Juegos de Tronos, a que vea la telenovela junto al resto de la familia.

Y tan acertado es lo que digo, que recuerdo muy bien, hace unas tres décadas atrás, a una chica adolescente devorando aquellas novelas románticas. Aquéllas  con portadas de parejas apasionadas, donde siempre el protagonista era un tipo guapo y adinerado, y la doncella una mujer sencilla que no había descubierto lo hermosa que era.

Un tabú romántico muy repetido por Nicholas Sparks y Danielle Steel, hoy en día.

Esa adolescente se devoraba una novela tras otra, hasta que encontró una que le llamó la atención, por algunas frases que el galán de la trama pronunciaba en un idioma diferente para ella: el italiano.

Esas pequeñas frases, que quizás no tenían ningún sentido gramatical, fueron formando parte de un listado de palabras anotadas en un cuaderno especial.

Ella  soñaba con aprender ese idioma, y porqué no,  cerrar los ojos y escuchar a todo el mundo hablar en italiano. 

Así se despierta una magia. Nace un interés por aprender un idioma y de visitar un país… una bella semilla en una simple novela barata de amor.

¿Cuántos sueños pueden despertarse en la lectura?

Infinitos… pero se despierta en cada persona de una manera diferente. Una revista o un libro generan sensaciones distintas en cada persona, porque cada uno se hace una película propia de lo que está leyendo.

Quizás una revista de extraterrestres está haciendo soñar a un futuro Ingeniero Espacial. O un cómics de mundos desconocidos está sembrando el deseo de ser Diseñador o Dibujante.

Unos puntos que se unen…

Lo importante es buscar esa magia… una magia que solo nos dan las letras…

No es mentira que los libros te hacen viajar… es una afirmación literal… la lectura te lleva lejos, aunque hayas leído hace tres décadas… un punto se une con otro…

No es mentira. Es cierto. Los puntos se unen.

Esa adolescente, de hace treinta años, completará en los próximos días una página que nació en aquella novela barata.

Por eso, nuestro próximo post será desde la bella Italia.

Porque todos los caminos nos llevan a Roma.

Ci vediamo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *