“El diario de Greg 8: Mala suerte”

 

Título: Diary of a Wimpy Kid: Hard Luck

Título en español: Diario de Greg 8. Mala Suerte

Autor: Jeff Kinney

Editorial: Amulet Books

N° de páginas: 217

Nivel de inglés: Básico

Sinopsis: Greg Heffley lo está pasando mal. Su mejor amigo, Rowley Jefferson, lo ha abandonado, y encontrar nuevos amigos en la escuela está siendo un arduo trabajo. Para cambiar su suerte, Greg pone su confianza en una bola mágina para que lo ayude a cambiar su futuro. ¿Podrá cambiar su suerte o su vida estará destinada a estar llena de mala suerte? (Traducción no oficial)

No importa cuán amable seas con la gente, ellos siempre te darán la espalda cuando tengan la oportunidad.

Opinión personal

Los libros de la serie el “Diario de Greg” me han acompañado desde mi infancia por lo que tienen un lugar en mi corazón de lectora. Sin embargo, nunca llegué a leerlos todos, y este año, cuando estaba en la Feria del Libro de Panamá, de casualidad los vi y ya llevaban publicados MÁS DE 10 LIBROS. Así que decidí empezar desde donde lo dejé y llevarme el octavo en la saga para ver si me seguía encantando como cuando era pequeña o mi opinión cambiaba al leerlo ya más grande… No lo hizo.

En el octavo libro del Diario de Greg, Mala Suerte, nos encontramos con Greg, un chico al que su mejor amigo, Rowley, lo ha dejado por su nueva novia. Ahora Greg tiene que esforzarce para encontrar nuevos amigos y además, seguir lidiando con su familia y con los problemas en los que SIEMPRE queda involucrado. No recuerdo yo haber tenido una infancia ni la mitad de exasperante de lo que es la de Greg.

Recuerdo que al terminar de leer el primer párrafo del libro ya me estaba riendo. No sé cómo lo logra, pero los libros de Diario de Greg son unos libros sencillos y cortos, pero con un humor que hace reír a cualquiera. Incluso recuerdo a mi madre riéndose leyendo uno de los diarios de Greg. El humor de Jeff Kinney no tiene límite de edad.

Indudablemente el libro me hizo pasar un buen rato. Mi parte favorita, sin duda alguna, fue cuando Greg nos cuenta los días que pasó con su familia en Pascua. NO PODÍA PARAR DE REÍR. El libro me llevó a esos momentos cuando era una niña pequeña y soltaba las mismas carcajadas con un Diario de Greg en mis manos.

Mamá siempre dice que los amigos van y vienen, pero que la familia siempre está ahí. Bueno, si eso es cierto, creo que lo tengo un poco difícil.

El único problema que noté al leerlo ya más grande fue que el personaje principal, Greg, puede ser a veces demasiado egoísta. Aún más en lo que concierne a su mejor amigo, Rowley. A veces, cuando se refería a Rowley, sentía que más que un mejor amigo para él, era como una mascota o un mayordomo que hacía todo lo que él quería y que solo por esa simple razón es que lo quería de vuelta.  Entiendo que los libros se caracterizan por su sarcasmo y humor exagerado, pero esta vez sentí en ocasiones que Greg no se comportaba como debería con su mejor amigo.

Imagino que se debe al hecho de que lo leí con una perspectiva diferente, ahora con la de una adolescente, a diferencia de cuando los leí por primera vez. Ya que, a diferencia de Greg, yo he crecido y él no. Y por lo mismo, creo que los lectores, grandes o chicos, se podrán ver reflejados en Greg en más de una ocasión.

Este libro era exactamente lo que necesitaba. Sentí que había leído mucho libros pesados en muy poco tiempo y, aunque todos ellos me encantaron, necesitaba algo más ligero para mi próxima lectura y El Diario de Greg #8 fue la decisión perfecta.

Ahora, ¿es el mejor libro para niños pequeños?, ¿presenta moralejas memorables? ¿hay personajes a los que podríamos llamar modelos a seguir?, … No. La verdad, no. De todas maneras, los invito a leerlos o, si son padres, a regalárselos a sus hijos o hijas ya que, a pesar de que no contenga frases como “La felicidad es compartir” o “Comer verduras es divertido”, este libro promueve dos de mis cosas favoritas en el mundo: las carcajadas y la lectura.

Eso me enseñó que incluso si haces tu mejor esfuerzo, alguien siempre se va a aprovechar de tu duro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *