Donna Leon

“Una desconocida en Venecia”

Varias cosas me llamaron la atención de la autora americana Donna Leon. Primero los títulos de sus obras. La primera que leí fue el “Huevo de Oro”, para darme cuenta del porqué del título hasta las últimas páginas de la novela.  Y eso se ha repetido en todas las novelas que he leído posteriormente.

Otra interesante curiosidad de Donna Leon es que todas sus obras han sido traducidas a todos los idiomas,  menos al italiano. Y es precisamente Italia, el escenario de sus  novelas, ya que el inspector Brunetti es un veneciano que ama su ciudad, y que al ser policía, también queda envuelto en la corrupción propia del sistema.

Y es allí donde empiezo a comprender porqué la negativa de la autora para ser traducida al italiano. Ella quiere seguir viviendo tranquilamente en la ciudad más hermosa del mundo para muchos, incluyéndome. Pero desnudar el sistema político del país donde reside es bastante atrevido, y si los italianos llegan a leer sus novelas, creo que los saludos del vendedor de la Piazza di San Marco no serían los mismos.

Las tramas de sus novelas son algo pausadas, pero qué se puede pedir en una ciudad donde no hay autos, no hay apuro, no hay ruidos de claxón, y todo el mundo llega caminando hacia su destino. Me encantan sus novelas porque me llevan, en cada caso por resolver de Brunetti, a recorrer esas bellas calles de Venecia. Pero no desde el punto de vista de una turista, sino desde el ángulo de un residente.

Es lo más valioso que puedes encontrar en las novelas de Donna Leon. Hay muchas novelas de suspenso con mejores tramas, o con mayor misterio, sino pregúntenle a John Katzenbach. Pero subirme a las góndolas venecianas a través de la novela, para mí, compensa la falta de acción, que quizás raya en el aburrimiento, que puedan tener las novelas.

Pero entre sus líneas se aprecia un amor a la “dolce vita italiana” que quien visita ese bello país no puede dejar de contagiarse.

Aunque quizás pudiese clasificarse mejor como novela turística.

No sé, pero sí te la recomiendo como una lectura ligera que necesitas luego de haber sufrido con autores como John Katzenbach.

Arrivederci

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *