“After Dark” Murakami

 

“El silencio es tan profundo que casi hace daño en los oídos”

Bueno, bueno, bueno…

No les ha pasado que el final les llega por sorpresa? No por sorpresa de que fue inesperado.  Por sorpresa, de que no había más páginas! No podía ser que terminara así.  Será que le faltaron páginas a mi ejemplar?

Pues así fue la sensación que me dejó AFTER DARK.  Creo que el título  no le viene nada mal, por cierto.

La novela se desenvuelve en dos ambientes simultáneos, dos ambientes de dos hermanas. Una está pasando la noche en un restaurante de Tokyo, y la otra está simplemente durmiendo en la habitación.

Además, de que la narración viene desde una cámara, también llama la atención que al inicio de cada capítulo, vas viendo el reloj que te dice a qué hora de la madrugada estás.

Así te das cuenta como va avanzando la noche.

La historia de Eri, es interesante…como transcurre la noche mientras tiene que esperar el primer tren del día siguiente.  Y la de la hermana… qué novedades pueden pasarle a alguien que está simplemente durmiendo?!

En fin, no les adelanto más.

Pero la respuesta a la gran pregunta: ¿lo recomiendo?

No. No me gusta las historias sin final.  Necesito un cierre, aunque el final no me gusta.  Pero, Dios, quiero un final.  AFTER DARK no me lo regaló. Yonde imasen

Pero si quieren una lectura ligera, de ésas que no profundizan nada y no le van a cambiar la vida, léanlo.

No sé, no sé.  Si darle una segunda oportunidad. Les contaré en mi siguiente entrega.

Hasta la próxima.

Sayonara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *